Prepara tu hogar para el calor: tipos de aires acondicionados y sus instalaciones

16 de mayo, 2018


No esperes a que llegue el verano, si todavía no tienes aire acondicionado en casa te mostramos las diferentes opciones que existen en el mercado 

Las buenas temperaturas ya están llegando a la mayor parte de nuestro país y es momento de que aquellos que no tienen climatizada su casa se vuelvan a plantear la pregunta de todos los años: ¿Instalo aire acondicionado en mi hogar?

Puede que el precio sea el primer factor por el cual no acabamos de convencernos, pero hay infinidad de opciones que se adaptan a todos los presupuestos: aire acondicionado sin instalación, con instalación, centralizado…

¿De cuántas frigorías tiene que ser?, ¿qué sistema elegir?, ¿a qué profesional contratar? Te ayudamos a resolver todas tus dudas, a continuación:

Tipos de aires acondicionados


1) Aire acondicionado portátil

Un aparato de aire acondicionado portátil nos permite trasladarlo fácilmente de una estancia a otra y no requiere ningún tipo de instalación, por lo que el ahorro en dinero y molestias de la mano de obra es significativo.

No obstante, también hay que tener en cuenta que son bastante pesados, que es útil para enfriar habitaciones pequeñas pero no grandes espacios, y que el ruido que produce es mayor si lo comparamos con otros aparatos de aire acondicionado, aunque totalmente soportable.


2) Equipo de aire acondicionado

Es la mejor opción si necesitas enfriar solo uno o distintos espacios pero no te hace falta aire acondicionado para toda la casa.

En estos casos, un aparato se ubica en el exterior conectado a equipos evaporadores en el interior. El más habitual es el aire acondicionado “split” o de pared, pero también puede ser “cassette”, si se instala en el techo.

Para este tipo de equipos sí que necesitamos instalación y, por tanto, contratar los servicios de un profesional cualificado.


3) Centralizado

Lo ideal si necesitas climatizar toda la vivienda. En un sistema centralizado de aire acondicionado la distribución del aire frío se realiza mediante conductos ocultos, saliendo el flujo de aire por unas rejillas regulables. Hasta ahora, se programaba la misma temperatura y potencia para toda la casa, pero los nuevos sistemas centralizados permiten regular en cada habitación la cantidad de aire y su nivel de frío.

Pese a que su instalación es la más compleja y puede resultar la más costosa, las ventajas frente a otro tipo de instalaciones son considerables.


La importancia de las frigorías


A la hora de comprar un aire acondicionado una de las preguntas más frecuentes que nos hacemos es ¿cuantas frigorías necesito para enfriar mi casa?

Como algo orientativo se suele utilizar el cálculo de 100 frigorías por metro cuadrado. Por tanto, para una habitación de 10 metros cuadrados haría falta un aparato de, mínimo, 1000 frigorías. No obstante, esta medida es muy genérica y lo mejor sería contar con la visita de un instalador que te pueda asesorar.

Ya sabes que tanto para asesoramiento como para la instalación de tu nuevo aire acondicionado puedes encontrar a tu profesional de confianza utilizando la plataforma de MiServ. ¡Y a disfrutar del verano!


Volver

Anterior Siguente