4 claves para ahorrar energía en una comunidad de propietarios

03 de mayo, 2018

La eficiencia energética es un aspecto fundamental para el correcto funcionamiento de la economía y la sostenibilidad de todas las fincas y comunidades de vecinos. 



En invierno, el consumo eléctrico derivado, sobre todo, de la calefacción central es un elemento que hace que el gasto se dispare en los edificios. No obstante, de cara al verano, con el calor, pasa exactamente lo mismo por el suministro de aire acondicionado.

Lo normal es que las comunidades de vecinos gasten en torno a un 25% - 30% del presupuesto en energía eléctrica. Sin embargo, muchos estudios hablan de que, de media, las fincas de propietarios superan el 50% de su presupuesto en electricidad. Ante esto… ¿cómo se puede reducir el gasto energético, y por tanto, ahorrar en la factura eléctrica de nuestra finca? Aquí, 4 tips para empezar a economizar desde ya.

1) Auditoria energética

Aunque contratar los servicios de un auditor energético conlleva un gasto, no supone tanto si se compara con la gran cantidad de dinero que puedes ahorrar en electricidad.

Una auditoría energética consiste en un estudio y análisis de los flujos de energía de una casa o edificio con el fin de comprender el funcionamiento de la energía dinámica del mismo. Normalmente, se lleva a cabo para ver en qué puntos o dónde se puede reducir la cantidad de energía de entrada en el sistema sin afectar la salida.


2) Gestor energético

La figura del gestor o asesor energético es parecida a la del auditor, pero no es lo mismo. Una vez tengamos el diagnóstico del auditor energético, el gestor se encarga de asesorar, planteando medidas generales de ahorro (ver si se puede bajar la potencia contratada, instalación de sensores de movimiento...); de la consecución del proyecto y de las medidas a implantar; de la supervisión de la ejecución; y de confirmar que todo funciona correctamente.



3) Control de la electricidad en zonas comunes

Al hilo de lo anterior, también podemos intentar ahorrar algo de energía por nuestra cuenta. ¿Cómo? Pues, como ya hemos comentado, instalando sensores de presencia para el alumbrado de zonas comunes, o cambiando las bombillas convencionales por leds o bombillas de bajo consumo, (ya que supone un ahorro de hasta un 80%). Otras medidas algo más costosas pero muy efectivas serían cambiar el ascensor por uno de última generación, o intentar reducir la potencia contratada (aunque esto es más difícil sin asesoramiento).


4) Placas solares

Aunque todo lo anterior puede ayudar a ahorrar mucho dinero en una finca, la opción ideal, sin duda, sería convertirse en una comunidad eco-sostenible-eficiente instalando placas solares.

Con ellas no solo podríamos, por ejemplo, disfrutar de agua caliente a través de calderas de energía renovable, sino que también contribuiríamos a la sostenibilidad del entorno, a la reducción del calentamiento global y, en definitiva, a una mejor salud del planeta.

Desde MiServ podemos ofrecerte infinidad de servicios y profesionales para que te asesoren en materia energética y hagan de tu comunidad, una comunidad más eficiente y respetuosa con el medio ambiente.

Volver

Anterior Siguente